Publicado en Historia del arte

Breve historia del arte paraguayo en el siglo XX

El arte no se puede definir con una sola frase debido a que, a lo largo de la historia, han surgido diversos movimientos y acontecimientos que cambiaron el rumbo de las cosas, ya sea políticos, sociales o morales.

En el caso del Paraguay, la historia del arte fue diferente al de las otras regiones de Sudamérica y Europa en general. Eso es, más que nada, por haber sobrevivido a dos guerras que devastaron a la economía nacional y, especialmente la Triple Alianza, fue el conflicto bélico que casi ocasionó la desaparición total del país.

Pero, ¿Cómo fue que surgió el arte paraguayo aún a pesar de la Guerra del 70 surgida a finales del siglo XIX? ¿Cómo fue desarrollándose el arte en una sociedad conservadora en pleno siglo XX? En esta lección perteneciente al Taller de historia del arte, te explicaré brevemente cómo el arte paraguayo fue evolucionando en el siglo XX y quiénes fueron sus principales exponentes artísticos.

Secuelas de la Guerra de la Triple Alianza

Un poco después de la Guerra de la Triple Alianza, el pueblo paraguayo sufrió un retroceso cultural. Con su población diezmada, quedaba reconstruir de cero y depender por completo de influencias extranjeras. Sin embargo, no todo estaba perdido porque, gracias a los primeros becarios de la época de los López, pudieron hacer algo al respecto para brindar su aporte al arte nacional.

Pero, ¿cómo fue que el país logró salir adelante? En el siguiente video te estaré explicando brevemente lo que surgió después de la Triple Alianza. También podrás leer un esquema de las principales manifestaciones artísticas divididas por décadas.

La década del 10 y las bases del arte nacional

Durante la década del 10, un pintor italiano llamado Héctor da Ponte, contribuyó a formar a diferentes artistas del país. Asimismo, los primeros becarios que estudiaron por Europa y Buenos Aires, retornaron al suelo paraguayo para deleitar al pueblo con sus espectaculares pinceladas.

Sin embargo, los paraguayos estaban en constante crisis por cuestiones políticas y económicas, por lo cual les era imposible apreciar las maravillosas obras que traían estos artistas. Pero esto sirvió para que el país pudiese recuperar su identidad cultural y prescindir un poco de las influencias extranjeras.

Entre los artistas que podemos mencionar de este periodo se encuentran Samudio, Carlos Colombo, Alborno y Delgado Rodas.

Tradicionalismo y género caricaturezco en los años 20

En esta década destacaron dos grandes artistas del medio: Julián de la Herrería y Juan I. Solazabál. Ambos se dedicaban a distintas disciplinas pero, aún así, contribuyeron a plantear nuevos puntos de vista y establecer las bases de lo que sería el arte paraguayo de inicios del siglo XX.

Julián de la Herrería era un pintor quien, en 1920, expuso sus obras en Asunción con planteamientos posimpresionistas. Tiempo después, se interesó en la cerámica reflejando, así, las costumbres autóctonas de Latinoamérica en general. Esto ayudó a que otros artistas se inspiraran en la vida rural del país y plasmaran sus impresiones en sus cuadros.

Juan I. Solazábal, por su parte, se enfocó más en el género caricaturesco. Esto lo llevó a trabajar en periódicos para retratar con sus dibujos la vida cotidiana de los paraguayos. Si bien dicho género había sido iniciado anteriormente por Miguel Acevedo, éste se vio interrumpido por la crisis sufrida en el país por muchos años.

La tríada de pintores de los años 30

Los llamo así porque fueron tres los artistas que representaron al arte paraguayo en la década del 30: Jaime Bestad, Wolf Bandurek y Andrés Guevara. A pesar de que en este periodo surgió la Guerra del Chaco y el cambio de partidos políticos al mando, los artistas pudieron dar su aporte a la cultura nacional para evitar que se quedaran estancadas con las mismas tendencias de inicios del siglo XX.

De los tres, Jaime Bestard era el más “tradicionalista” en cuanto a su técnica artística. Si bien ya se presenciaba influencias de movimientos europeos como el posimpresionismo, algunas de sus obras poseían características abstractas y que, aún en esos años, todavía no se desarrollaron por completo en el país.

Bandurek, por su parte, era un pintor polaco que huyó de la alemania nazi y se refugió en el país. Esto hizo que sus obras se vieran reflejadas el horror de una guerra sangrienta, a la vez que transmitía sus valores y sentimientos en un entorno desconocido y a la vez familiar con respecto a situaciones trágicas de toda nación en guerra.

En cuanto a Guevara, este artista pasó gran parte en el extranjero y trabajó para importantes periódicos con sus espectaculares dibujos. En su mayoría, cada obra estaba impregnada por el costumbrismo paraguayo y la imagen que tenemos de la cultura sudamericana en general.

Inclusión y movimientos pictóricos de la década del 40

En una sociedad conservadora y machista, era poco frecuente que una mujer se dedicara al arte. Tal es el caso de Ofelia Echagüe Vera quien, enfocándose plenamente en lo pictórico, se dedicaba a retratar figuras femeninas y centrarse en el desnudo. Sus obras eran blanco de escándalos, aunque fue un factor principal para que las mujeres comenzaran a incursisonar en el arte.

Por otro lado, estaba Roberto Holden Jara y su interés en la cultura indígena. Durante la guerra del Chaco, realizó retratos de nativos para plasmarlos en sus pinturas, contribuyendo así no solo al arte en el país sino al estudio etnográfico de las distintas parcialidades indígenas.

Surgimiento del grupo “Arte Nuevo” en los cincuenta

Durante la década del 50, un grupo de artistas expusieron sus obras en una calle del país y generaron diversas reacciones ante una sociedad conservadora y más acostumbrada al arte académico. Dicha agrupación se autodenominó “Arte Nuevo” y sus integrantes fueron Josefina Plá, Olga Blinder, José Laterza Parodi y Lilí del Mónico. Más tarde se les unirían Edith Jiménez, Leonor Cecotto, Francisco Torné Gavaldá, Hermann Guggiari, Pedro Di Lascio e Ignacio Núñez Soler.

Todos estos artistas se enfocaron en cambiar el lenguaje estético del país, mostrando obras que se amoldaban a diversas técnicas artísticas provenientes de Europa y Estados Unidos. Aún a pesar del inicial rechazo que tuvieron de las demás personas, ellos moldearon sus respectivos estilos y fueron impulsores de las nuevas formas que surgirían en las décadas posteriores.

Grupo “Los Novísimos” en los años sesenta

Gracias a que el grupo “Arte Nuevo” abrió un nuevo camino en la historia del arte paraguayo, los artistas de la década del 60 se enfocaron en desarrollar el arte naif, el abstraccionismo y otros movimientos artísticos que ya habían sido tendencias en otras regiones.

Entre ellos se encuentran “Los Novísimos”, quienes estaban conformados por cuatro grandes artistas de esa época: William Riquelme, Enrique Careaga, Ángel Yegros y José Antonio Pratt Mayans. Si bien también buscaron un lenguaje propio, a diferencia del grupo “Arte Nuevo”, estos artistas ya surgieron en un entorno amigable y sensible a las diferentes manifestaciones artísticas.

La pintura, el dibujo, el grabado y la escultura en los setenta

La mitad del siglo XX se vio marcada fuertemente por la pintura. Esto cambia en el transcurso de los años 70, en donde muchos artistas decidieron probar otras técnicas como la escultura y el grabado. Asimismo, algunos nombres fueron añadidos a la entonces corta lista de artistas paraguayos y se enfocaron en brindarle un nuevo estatus a la cultura nacional.

En el ámbito del grabado podemos mencionar a Osvaldo Salerno, Edith Jiménez y Carlos Colombino, siendo este último en innovar dentro del arte con el surgimiento de la xilopintura. Asimismo, la artista Olga Blinder incursiona en este campo reinterpretando las figuras ya trabajadas en décadas anteriores.

En cuanto a los dibujantes, éstos recuperaron su valor en el arte paraguayo y surgieron grandes talentos como Jenaro Pindú, Luis Alberto Boh, Joel Filártiga y Susana Romero. En un inicio sus obras eran de un realismo extremo para, luego, pasar por formas más intelectuales.

Y, por último, no debemos olvidar la escultura que, lastimosamente, fue vedada en la cultura paraguaya. Entre los escultores más destacados se encuentra Hugo Pistilli quien, al poseer la habilidad de brinda vida a sus esculturas de hierro, fue apodado en más de una ocasión como “El poeta del metal”. Otro escultor de la époda fue Herman Guggiari, el cual se interesó por temas más dramáticos plasmados en sus esculturas.

Fotografía y medios audiovisuales como manifestaciones artísticas en los 80

A diferencia de los demás países de Sudamérica, en Paraguay apenas se había desarrollado los medios audiovisuales. Sin embargo, hubieron artistas como Juan Carlos Magnelia, quienes se interesaron en el sector cinematográfico y realizaron cortometrajes memorables y lo suficientemente significativos para marcar sus pasos en la historia del arte nacional.

Asimismo, la fotografía también incursionó en el arte contemporáneo paraguayo mediante las producciones fotográficas artísticas de Fernando Allen quien, a finales de los 80, logró dar un salto del diseño al arte.

Surgimiento de “El Aleph” en los noventa

Luego de la caída de la dictadura, el Paraguay pasó por una transición democrática en los noventa, surgiendo así diferentes manifestaciones artísticas que se volcaron por completo al arte contemporáneo.

Aquí surgió un nuevo grupo llamado “El Aleph”, cuyos integrantes se alejaron por completo de las técnicas y formas tratadas en décadas anteriores para centrarse en el arte objetual y el montaje de instalaciones. Entre ellos podemos mencionar a Marite Zaldívar, Carlos Spatuzza, Engelberto Jiménez, Fátima Martini, Marcos Benítez, Mónica Gonzáles y otros.

¿Te gustaría saber más sobre el arte paraguayo? ¡Consulta las siguientes biografías!

Colmán, R; Perez-Maricevich, F; Roldan, I; Sosa, C;   Ruiz Diaz, A (2010) “Historia Cultural del Paraguay 2º Parte” Asunción, Ed. El Lector

Blinder, Olga; Escobar, Ticio; Plá, Josefina (1997) “Arte actual en el Paraguay 1900- 1995” Asunción, Ed. Don Bosco 

Catálogo Los Novísimos 1964-1989. Galería Miró, Asunción, Julio 1988.

https://artedivague.wordpress.com/2016/06/10/la-era-digital-la-globalizacion-y-el-arte-en-la-decada-del-2000/

¿Te gustó? ¡Suscríbete al newsletter y aprende más sobre arte! 😀

Photo by Oladimeji Ajegbile on Pexels.com

Se está procesando…
¡Bien! Ya estás en la lista.

Autor:

Licenciada en Artes Visuales, especialista en Didáctica Universitaria, investigadora y redactora independiente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s